domingo, 23 de agosto de 2009

ABANTOS

El sábado 22 de agosto, a las 19.30, habrá un acto convocado por Entorno Escorial, ARBA - Sierra Guadarrama (Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos) y Correcaminos para recordar el gran incendio de
1999 (20 de agosoto), una de las tragedias ambientales más grandes que ha sufrido la Comunidad de Madrid.

El acto tendrá lugar al lado de la pequeña plantación de árboles autóctonos que varios grupos locales llevan a cabo desde el otoño de 2004. Está situada en las orillas del Arroyo de La Cruz, en los dos lados de la pista forestal que sube desde el merendero El Tomillar, en la M600 hasta el Puerto de Malagón, en el cruce con la subida a La Penosilla.

Durante el acto habrá un riego de los árboles de la plantación y una charla breve sobre los árboles plantados y las amenazas actuales que sufre el Monte Abantos. También mostraremos un documental corto sobre el incendio de Abantos en ordenadores portátiles y, al finalizar el acto, ofreceremos refrescos a los asistentes.


Información sobre el acto:

*1 El Monte Abantos*

Cuando a finales del año 1.561 Felipe II eligió El Escorial como lugar para su Palacio/Monasterio fue muy importante el paisaje de la zona, especialmente el semicírculo de montañas que lo rodeaba y que recordaba al joven monarca la Abadía de Ettal que había visto en Baviera. Veinte años más tarde expresó su preocupación por el estado de conservación de los montes escurialenses: “Temo que los que viniesen después de nosotros han de tener mucha queja de que los dejamos consumidos”.

De hecho, durante muchos siglos, las laderas del Monte Abantos estuvieron peladas y sin árboles, debido principalmente al pastoreo de ovejas y cabras, hasta finales del siglo diecinueve cuando la Escuela de Ingenieros de Montes llevó a cabo una repoblación con diferentes especies de pino: pino negral o resinero (Pinus pinaster), pino silvestre (P. Sylvestris) y pino laricio o negral (P. Nigra). Dentro del pinar, también los alumnos plantaron pequeños bosquetes: pinabete (Abies alba), pinsapo (Abies pinsapo), abedul (Betula pendula), castaño (Castanea sativa), cedros (Cedrus atlantica, C.libani), hayas (Fagus sylvatica), olmo común (Ulmus minor), álamo temblón (Populus tremula), etc.

En 1.961 el Monte Abantos fue declarado Paisaje Pintoresco y en 1.984 la declaración del Monasterio como Patrimonio de la Humanidad incluía “el entorno natural que es inseparable del monumento”. Actualmente goza de varios elementos de protección (LIC del Rio Guadarrama, BIC de la Gran Cerca y monte preservado) y formará parte del Parque Nacional de Guadarrama como paisaje protegido.

*2 El incendio del 20 de agosto de 1999*

Así informó El Mundo del incendio el sábado 21 de agosto:

“El incendio, que comenzó el viernes en la zona conocida como “El Tomillar”, en la ladera sur del Abantos, a primera hora de la tarde y que ha quemado 450 hectáreas, se consideró controlado esta tarde, y al mediodía se habían abierto las urbanizaciones de las que ayer fueron evacuadas miles de personas, y funcionaba a pleno rendimiento el hospital, que también había sido desalojado, al igual que el camping. El suceso, cuyo origen se desconoce y por el que se necesitarán cien años para restablecer la vegetación, requirió el corte de la carretera M-600, abierta hoy al tráfico, y obligó a desalojar a unos 5.000 vecinos de las urbanizaciones cercanas, a los turistas del Valle de los Caídos, a los monjes de su abadía, a los enfermos del hospital local y a los campistas.”

El balance del incendio fue totalmente desolador: el fuego arrasó 450 ha. de bosque, quemó 170.000 árboles y destrozó los hábitats de muchos animales y aves. El incendio se inició en la parte baja del monte, a la altura de El Zaburdón y, como en la mayoría de los incendios en la Comunidad de Madrid, la causa sigue desconocida.

*3 Reforestación y Plantación*

Tras el incendio, las actuaciones llevadas a cabo por la Consejería de Medio Ambiente para la reforestación del monte fueron muy criticadas por no tener en cuenta la regeneración natural que se estaba produciendo, por el uso de maquinaria pesada y porque el 80% de los árboles plantados se secó, sin embargo hay que tener en cuenta el peligro de dejar madera que serviría como refugio de plagas como los escolítidos de los pinos muy perniciosas para el resto del monte. Desde entonces la CM ha plantado también árboles autóctonos al borde de la pista forestal, principalmente roble melojo y fresno.

Desde el otoño de 2004 grupos ambientales locales han llevado a cabo la plantación de árboles autóctonos en una parte de la zona quemada:
robles, cerezos silvestres, maíllos, espinos cervales, endrinos, majuelos, arces de Montpellier y saúcos. Durante cuatro veranos, del
2005 a 2008, voluntarios de los grupos involucrados regaron todas las semanas la plantación y lograron mantener vivos la mayor parte de los árboles, a pesar de la sequía. El quinto año, con la mayoría de los árboles ya establecidos, se decidió dejar los riegos semanales como experiencia para ver su evolución.

*4 Amenazas Actuales*

El incendio de Abantos fue un punto de inflexión en la lucha contra los incendios forestales en Madrid y en nuestra zona y desde entonces se toma más en serio los trabajos preventivos de corta, poda y desbroce.
Los trabajos este año en el Monte Abantos han sido combinados con talas de pinos afectados por plagas y han sido efectivos, aunque a veces demasiado agresivos con el sotobosque. Todavía hay zonas del monte donde hay montones de rastrojos que suponen un riesgo.

Sin embargo, a pesar del enorme esfuerzo en labores preventivas y el trabajo de los agentes forestales y los retenes, nuestro monte está en peligro por una serie de razones:

Cambio climático: En un informe “Un Futuro en Llamas” Greenpeace señala que “los incendios son cada vez más intensos en España y el resto del Sur de Europa. Debido al verano seco y caluroso que hemos tenido este año ha habido un aumento de 218% de incendios en la CM según la delegada de gobierno en Madrid, Amparo Valcarce.

Construcción: Un informe del 2006 sobre incendios forestales del sindicato UGT recoge que el 59% de ellos son intencionados y el 70% de los fuegos están juntos a zonas urbanizadas. En los últimos 10 años las laderas del Monte Abantos han visto la construcción masiva de chalets y pisos (Pinar Real, Cebadillas Norte, Monte Escorial, Unamuno) y en algunos casos los edificios nuevos están a pocos metros de los mojones que indican el monte de utilidad pública. El futuro en nuestra zona es aún más negro con varios planes para construir muchas viviendas. El nuevo Ensanche de El Escorial con unas 500 viviendas lindará con unas dehesas de fresnos, robles y encinas. El Avance del PGOU de San Lorenzo, pretende recalificar 320 ha de suelo en la zona del Monesterio al sureste del municipio, una zona que tiene dehesas y bosques de robles, fresnos y encinas cerca del Rio Guadarrama. El PGOU aumenta la densidad dentro del casco urbano y propone la construcción de chalets en 2.5 ha en pleno Monte Abantos en la zona del Puente del Avispero, la construcción de equipamientos en el Prado de la Era y la conversión de un melojar con mucho valor ambiental, que linda con Abantos en un “gran parque urbano” perdiéndose con ello la ocasión de mantener un núcleo natural que sirva para que el melojo recolonice toda esta zona del Monte Abantos.

Carreteras: Las ampliaciones propuestas por la Comunidad de Madrid de la carretera M600 (en el tramo de las urbanizaciones de Felipe II y La Pizarra en San Lorenzo y la nueva variante propuesta al este del nuevo Ensanche en El Escorial) no sólo afectará gravemente a los encinares, pinares y fresnedas al pie del Monte Abantos, sino también podrá ser origen de futuros incendios.

Seguimiento de la noticia: